La Página principal    » El ARTE    » El arte de metal artístico en Azerbaiyán   

El arte de metal artístico en Azerbaiyán

  


align=

La tierra de Azerbaiyán rica con las reservas minerales preciosos desde los tiempos antiguos ha abierto históricamente oportunidades amplias al desarrollo de los artes especiales en este territorio. El historiador albano vivido en el siglo VII Movses Kaghankatvatsi informa sobre las riquezas naturales y reservas minerales de Albania de Cáucaso en su obra. El historiador trata de la producción de metales de diferente tipo: “En el río Kur que corre desde este país bello, hay muchos y distintos peces… De las montañas se extrae oro, plata, cobre y pintura amarilla…”.
Hoy día los ejemplos únicos encontrados desde diferentes territorios del país que tiene la historia antigua testimonian también. La edad de tales obras de arte encontradas de Najchiván, Minguechevir, Gadabay, Gazaj, Gandyá, etc. y preparadas por metal es cerca de 5000 años. Las vajillas, armas y ejemplos de adorno encontrados en este territorio son las fuentes preciosas que informan sobre la maestría del artesano.
La etapa importante de este desarrollo está vinculada con el descubrimiento del cobre. Tras el encuentro de cobre en el período eneolítico en Azerbaiyán el metal comenzó a jugar el papel eminente en la vida económica, pública y cultural de la sociedad comunal primitiva. 
Las muestras materiales y culturales encontradas durante las excavaciones en el territorio del país muestran que en el II milenio a.C. preparaban de bronce las vajillas de forma fina, puñales, hachas, cinturones, etc.
En este período los artículos preparados del bronce generalmente eran sin adorno, aunque se distinguían por su elaboración exacta y la forma original. Se puede mostrar como ejemplo la figura de ciervo bicéfalo de bronce encontrada en la aldea Dolanlar de Karabaj.
Entre los monumentos de bronce del período antiguo uno de las obras que atrae la atención desde punto de vista de valor artístico y artesanía es cinturón. Los dibujos de zoomorfismo y ornamentos sobre los cinturones de bronce encontrados en Karabaj, Gazaj, Gadabay, etc. encantan al hombre. Lo más interesante es que podemos ver lo idéntico a las cosas de vestido, arma y objetos de uso corriente en las informaciones del científico griego Estrabón (63-19 a.C.) sobre la población de Cáucaso. Aquel período la elaboración de metal había alcanzado a su nivel más alto en el sur de Azerbaiyán también. 
Las obras de arte raras encontradas en los lugares llamados Hasanlí, Garatepé, Ziviyé, etc. situados aproximadamente 70 kilómetros lejos de la ciudad Tabriz no sólo los materiales importantes que pueden ilustrar la historia y el arte de Azerbaiyán antiguo, sino los documentos preciosos que podrán aclarar las cuestiones del desarrollo de la cultura de Medio Oriente.
La Edad Media constituye uno de los períodos muy ricos en la historia del arte de Azerbaiyán. Entre los objetos de uso corriente creados en ese período las vajillas encontrados en Minguechevir durante las excavaciones arqueológicas, y que se demuestran en el museo histórico de Azerbaiyán en Bakú son especialmente interesantes. De las vajillas el plato hecho de la plata atrae la vista de los miradores.

Se puede referir a la fila de los objetos de uso corriente fieles a las tradiciones nacionales la bandeja circular de cobre de bronce encontrada en Daguestán en otros tiempos, y que se mantiene actualmente en el museo de Hermitage de San-Petersburgo. Los dibujos de flora, rama grabados con el método de forja y su composición general la refiere esta obra de arte original a los siglos VI-VII por sus características de estilo. Los motivos de ornamento de planta dados en el medallón grande en el medio de la bandeja especialmente atraen la atención.
En ese siglo los artesanos de Azerbaiyán preparaban de metal no sólo los objetos de uso corriente, sino los trabajos de adorno fino. 
Las partes de cinturón de oro y plata, el anillo, brazalete, etc. encontrados en Gabalá, Minguechevir, Najchiván durante las excavaciones muestran que la joyería era en nivel alto aún hasta los primeros siglos de Edad Media en Azerbaiyán. Las muestras de arte adornadas con los métodos técnicos muy difíciles de la joyería como “calado”, “estampación”, “trabajo de pluma”, etc. se distinguen con sus formas originales y la elaboración fina.
Lo más interesante es que los elementos de adorno (por ejemplo: los motivos como “media luna”, “estrella de cinco puntas”, etc.) encontrados sobre esas muestras de la joyería han alcanzado hasta nuestro tiempo y están elaborándose por nuestros artesanos contemporáneos.
Entre las muestra de arte creadas en los siglos XI-XV los artículos de metal atraen la atención. Estas muestras fueron encontradas principalmente durante las excavaciones arqueológicas en la reserva del palacio Shirvanshahes en Icherishejer. Entre las muestras de metal un candil preparado del bronce se distingue especialmente. 
A los monumentos vinculados con el territorio de Shirván se puede referir el brasero de bronce pertenecido a lso siglos XIII-XIV. Ese brasero de bronce cuya altitud es 30 sm, circunferencia es 131 sm y cuyo diámetro es 41 sm atrae la atención por su forma original y adornos ornamentales. Las escrituras sobre el brasero indican que ese brasero fue hecho por el calderero Ahmed Mohammed oglú. Las ciudades de Azerbaiyán como Beylegán, Gandyá, Najchiván y Tabriz se consideran los centros importantes en la rama de la artesanía de elaboración de metal en esos siglos.
Las muestras del arte encontradas durante las excavaciones arqueológicas lo confirman una vez más. Entre las muestras del arte referidas a estos lugares son especialmente interesantes las figuras de hombre, ave y el bidón de bronce hecho en 1190 por Osmán Salmán oglú Najchivani que se guarda en el museo de Louvre.

De las muestras del arte citadas se ve que la mayoría de los artículos de metal usados en la vida en ese siglo fueron hechos de bronce. En los siglos XIV-XV en la rama de artesanía de metal artístico la ciudad ocupa uno de los lugares eminentes. El viajero famoso de Venecia Marco Polo llegado a Azerbaiyán aún a la segunda mitad del siglo XIII habla de la grandeza de la ciudad, y su puesto ocupado en el desarrollo de  diferente artesanía. Actualmente en muchos museos conocidos del mundo se demuestran las muestras del arte de metal artístico muy originales hechas en Tabriz. De estos se destaca especialmente la escudilla  artística hecha en 1319 por Yusif ibn Tabrizi, y que se expone actualmente en el museo de Victoria y Alberto, y el perol de hierro fundido de bronce mantenido en el Hermitrage Estatal de San-Petersburgo. 
Además de Tabriz, en ese período y posteriormente en las otras ciudades de Azerbaiyán también hay muchas muestras fácticas que muestran el desarrollo de la artesanía de metal artístico.
Actualmente en la colección personal de Harary en América está guardándose “istirlab” de bronce muy original referido al siglo XV. Este mecanismo usado en la ciencia de astronomía fue hecho en 1468 por el maestro famoso de Shirván Shukrulá Mujis. Siendo un mecanismo técnico alto por su tiempo, atrae la atención con sus adornos también.
En los siglos XVI-XVII hacer los utensilios de cocina, arma y muestras de adorno se han desarrollado ampliamente y especialmente en las ciudades Tabriz, Erdebil, Maragá, Najchiván, Gandyá, Shemajá y Bakú. Las armas (puñal, espada, maza, escudo) y ropas blindadas (bashlyk, codo, calzoncillos, etc.) hechos por los artesanos de Azerbaiyán en el extranjero cobraron la fama especialmente amplia.

En las fuentes rusas se encuentran frecuentemente los nombres de las armas preparadas en Shemajá en esos siglos. En una de las fuentes se trata de 8 bashlykes blindados del zar ruso hechos por los artesanos de Shemajá.
Un escudo referido al siglo XV que actualmente se guarda en Kremlin atrae la atención especial. Este escudo que tiene la belleza incomparable fue una de las armas del zar ruso M. F. Romanov durante la guerra, dicen así. Luego ese escudo ha sido en la mano del comandante ruso famoso F. I. Mstislavski, en 1622 tras su muerte se ha dado a la tesorería de los zares rusos para siempre. Su díametro es 50,8 sm, es de acero rojo y su encima está adornado con oro.
Hay que notar 2 obras interesantes hechas en Azerbaiyán referidas a este período. Ambos son los vestidos de cabeza usados por los aristócratas durante la guerra. Uno de éstos se guarda actualmente en la cámara de Arma en Moscú y el otro en Estambul. Encima del segundo bashlyk se indica que fue hecho para el shá Tahmasib en 1528. 
Encontramos el primer bashlyk blindado por primera vez entre la lista de armas traídas al zar ruso Boris Godunov de Shemajá. Posteriormente ese yelmo también perteneció al príncipe F. Mstislavski como un escudo artístico.
Entre los adornos de bashlyk hay las muestras del arte de caligrafía también. Esos adornos fueron grabados en la parte de frente de bashlyk con la faja ancha. Aquí están escritas estas palabras: “Por el todopoderoso y benevolente Alá”.

En esos tiempos en Azerbaiyán había lugares que la mayoría de la población se ocupaba del arte de calderería. Uno de tales centros era Lahidz que se incluía al janato Shemajá.
En Lahidz se preparaban muchos objetos de uso corriente y utensilios de cocina (bidón, cubo de cobre, aftafa, sarnidz (jarro cuprífero con dos asas), bandeja, sarpuz, etc.). Los artículos producidos en Lahidz no quedaban atrasados en relación con los artículos producidos en las ciudades centrales de ese período por su cantidad y calidad. En el siglo XVIII la ciudad Shequí ocupaba uno de los lugares eminentes en el hecho de las muestras de adorno, utensilios de cocina de metal. En esos períodos lo más extendido de las muestras de adorno usadas por las mujeres de Azerbaiyán era los adornos de cuello. Se puede mostrar por ejemplo: pechera, bogazalti (adornos femeninos en forma de cinta, está por debajo de la barbilla), chechik, karabatdag, etc.
Los cinturones de hombre y mujer confirman evidentemente el vínculo estrecho de nuestras muestras de joyería con las tradiciones antiguas. Hay que destacar que generalmente el cinturón era la parte inseparable de los vestidos de mujer y hombre en los tiempos antiguos. Los estudios muestran que en tiempos antiguos se puede definir el puesto, la riqueza, la convicción religiosa, su nacionalidad y hasta su edad por su cinturón. 
En el siglo XVIII en Azerbaiyán los hombres y mujeres abrochaban el cinturón. Por la tradición mujeres abrochaban cinturones anchos, pero los hombres los estrechos.

En esos siglos los cinturones se hacían de las partes de latón, plata i oro y eran adornados. La parte más bella de los cinturones constituían las hebillas. Hebillas, de costumbre, constaban en la parte metálica cuadrangular y ancha cuya encima se adornaba con calado, a veces con piedras preciosas. En la mayoría de casos a la parte baja del cinturón de mujeres se sujetaban adornos en forma de dibujos o monedas de plata i oro en 23 filas, pero en los hombres por encima de la parte prolongada hasta el faldón de los cinturones se ataban unas correas.
En el siglo XVIII en Azerbaiyán los objetos de uso corriente, armas, cosas de adorno preparados de metal se adornaban principalmente con 6 métodos técnicos: forja, estampación, calado, los tipos de joyas como “karasavad”, “jatemkarlig”, “minachilig”.
A los principios de los siglos XIX-XX en Azerbaiyán había desarrollado principalmente 3 tipos de la artesanía de metal. Eran: la profesión de herrero, calderería y joyería. Esas ramas del arte han jugado el papel incomparable en el desarrollo de la creatividad de metal artístico del país.



Oxunub: 58852



Azərbaycan Televiziyaları
İnternet Radio