La Página principal    » El ARTE    » Vestidos nacionales de Azerbaiyán   

Vestidos nacionales de Azerbaiyán

  


align=

Uno de los atributos principales relacionados con la cultura histórica y nacional del pueblo de Azerbaiyán es sus vestidos nacionales. Este tipo es único porque las características de bellas artes populares, sus formaciones en diferentes formas, ornamentos de adorno, tejeduría se han reflejado en los vestidos nacionales. 
En el siglo XVII Azerbaiyán se conocía como un país de gran sericultura del Orinete y la provincia de Shirván era la región mayor de sericultura en Azerbaiyán. Además de esto, la producción de sericultura se había desarollado en las regiones de Azerbaiyán como Shemajá, Basgal, Gandjá, Shequí y Shushá. En estas regiones se producían los pañuleos de cabeza muy hermosos, dorados, de dibujos y delicados de seda para los mujeres. El estilo del vestido se reflejaba la situación de familia y la edad de su dueño. Los vestidos de los chicas solteras se distinguñia de los de las mujeres casadas. Los vestidos de muchachas jóvenes eran más brillantes y bellas.
Los vestidos de hombre y mujer eran mismos en todas las zonas étnicas y históricas de Azerbaiyán. Los vestidos se reflejaban el clase del dueño del vestido. El vestido para los niños era el mismo que el para los hombres con su forma y se distinguía por sus características y medidas. El vestido para las mujeres se contenían de los estidos interiores y los de calle en el siglo de XIX y a principios del siglo XX. La ropa de calle, en su lugar, consistía en la de hombro y de cintura. El vestido de hombro de mujer son camisa, arjaluc y chekmen. La confección y hombro de la camisa tenía sobaqueras sin junturas y multicolores. Estas camisas se tejían principalmente de telas sin zanja y de seda.
Chepkén – es la ropa de calle para las mujeres que tiene mangas falsas con sobrehombro y forro. Este vestido se tejía de tirma (la materia delicada de lana hecha por el modo de mano) y terciopelo y de unos géneros de las telas de seda. 
align=
Lebbadé – el la cazadora de calle de sobrehombro. Este vestido suele ser en el forro alcochado, se tejía de tirma, terciopelo y de otras telas. 
Guladjá – es el vestido de calle de sobrehombro para los mujeres. Suele ser con forro y se tejía de tirmá y terciopleo.
Bajarí – es el vestido de calle de sobrehombro para las mujeres en el forro alcochado. Principalmente se tejía de terciopelo. 
Kurdú – es el vestido de calle para las mujeres. Este vestido se tejía y se adornaba adecuadamente de tirma, terciopelo y con la piel y bordados estrechos. 
Eshmek – es el vestido de calle alcochado para las mujeres. Se tejía de tirmá y terciopelo. El cuello, faldón y mangas se adornaban con el piel, con la red de oro. 
El vestido de calle de cintura para las mujeres – se consistía de unas faldas, dobladillo y chajchur.
En las ciudades las muejres solían vestirse chajchur encima de falda cuando salían a calle. Şəhərlərdə qadınlar evdən çıxanda tumanın üstündən çaxçur geyərdilər. 
El vestido de calle nacional de hombre – era compuesto de la camisa, arjaluk, gaba y chuja (la ropa de calle larga de hombre en Cáucaso). Los arjalukes de un o dos costados se tejían de seda, de raso, kishmir, paño. Raso de algodón y de otras telas. 
Gabá – es el vestido de sorehombro para los hombres y principalmente se tejía de tirmá.
Chujá – es la pelliza tejida del piel de oveja, sin botones y con el bordado.
Al surtido del vestido nacional se referían los de cabeza y zapatos también. Los artículos de joyería preparadas por los joyeros locales se pertenecían al completo de vestido militar. Los artículos de joyería para mujeres se dividen, conforme con sus aplicaciones, en las partes de cabeza, cuello, pecho, cintura, carpo. Los elementos muy simples del ornamento – las líneas rectas y quebradas, zigzages, círculos, triángulos, rombos pequeños, el ornamento de punto se pueden encontrar encima de lozas referidas a la edad de bronce (El III milenio a.C. en Azerbaiyán). Esto es el análogo del arte antiguo de poner bordado del pueblo de Azerbaiyán. Muchos mercadores, viajeros y diplomáticos destacan distintos hechos interesantes sobre el desarollo de la artesanía en Azerbaiyán. El viajero italiano Marco Polo (el siglo XIII) ha subrayado la belleza de los artículos de seda de Shemajá y Bardá. 
align=
El viajero inglés, el mercador Antoni Jenkinson (el siglo XVI) describiendo a la solemnidad de la residencia veraniego escribe: “El rey se había sentado dentro de una tienda de campaña dorada con la seda y oro, su vestido era de perlas y con piedras preciosas”. Las telas usadas para los bordados a fines del siglo XIX y a principios del XX eran el tafetán, la tela delicada de seda y terciopelo. Ellos se preparaban en las ciudades de Shemajá, Basgal, Gandjá, Shequí, Shushá y en otras ciudades de Azerbaiyán. Para tejer bordado se usaban de hilos de seda y de lana, además, de láminas de metal referidas a la producción local. Durante la pintura se solían usar de las tinturas de materia que se obtenían de plantas. Los artículos bordados se distinguían por la riqueza y colorado de los motivos ornamentales. Los motivos más preferidos de los bordados de Azerbaiyán eran rosa, narciso, clavel, amapola, tulipán y las flores de los árboles frutales (granado, membrillo, ciruelo damasceno), además, espigas y hojas de distintas formas. Los adornos de los bordados en forma geométrica se consistían de las líneas rectas y quebradas, zigzages, triángulos, cuadrangulares, rombos pequeños, estrellas y Sol simbólico. En los bordados solían describir las aves: ruiseñor, pavo real, paloma, loro, abubilla, corneja, faisán, codorniz, perdiz, etc. Se podía ver a menudo parejas de aves – esto era el motivo de ornamento muy antiguos y preferido. Las aves se describían en la manera de amar una a otra o en la forma de enfado (símbolos de amor y separación). Los géneros de confección famosos y muy extendidos en la vida de Azerbaiyán eran: la de oro, de bordado estrecho, la de bordado de tambor, en la técnica “el ojo de ave”, la confección con los adornos brillantes, aplicación, la espiral, bordado a filé, etc. Uno de las confecciones muy extendidas – “el ojo de ave”  se tejía de hilo blanco o de color. La confección de “kokleme” se encuentra durante la adornación del vestido de lana, de las alfombras de namaz, de tubeteica y de shabkul (gorro de noche). Las confecciones de perla y con abalorios provocan un interés grande que con ellos se adornaban los elementos de trajes, las cosas de vida, etc. La confección con los adornos brillantes – es la de los adornos sobre los dibujos de la pintura pintado en la tela con los hilos multicolores de seda. La confección de aplicación y espiral son sus estilos jóvenes. El bordado a filé que se encuentra raramente, se ha difundido posteriormente y su círculo de aplicación no es muy amplia. Este tipo del labor de mano es característico para el adornamiento de servilleta, pañuelo y colcha. Y en la actualidad endiferentes ciudades de Azerbaiyán siguen quedando las escuelas antiguas en la rama de la confección, los trabajos de mano de los masteres de Azerbiayán adornan las exposiciones y museos internacionales. La más antigua confección es la de oro. Se usaban de la telas fuertes. El material muy bueno se consideraba el terciopelo unicolor de rojo, de color de cornalina, violeta y verde. Para la confección de oro se usaban de los hilos de oro o de plato. Tal tipo de la confección de llamaba: “gulebetín”. Muchas veces adornaban el vestido de calle de mujeres, los de cabeza, las cosas de vida, los adornos para caballos y los artículos pequeños con la confección de oro. Hasta había una tradición que al dote de la nuera se incluían las diferentes cosas de vida tejidas con la confección de oro. Entre los bordados tejidos con los hilos multicolores de seda era la confección de tambor. El centro de las confecciones de tambor fue la ciudad de Shequi en el siglo XIX. El papel principal para las confecciones de tambor lo jugaban la tela de paño y la terciopelada de color de rojo, negro y azul oscuro local o traida desde extranjero. El bordado complicado y extraño se tejía con los hilos de seda brillante en el fondo oscuro. Unos hombres han mostrado la maestería en la rama del arte de aplicación. El maestro tejía las líneas de dibujo en la tela tendida en telar, luego rellenaba todo su interior. La aguja de coser para las confecciones de tambor se llamaban “garmach”. Con las confecciones de tambor se adornaban los vestidos de mujeres, los tapices de baño grande, colchas, etc.



Oxunub: 76810



Azərbaycan Televiziyaları
İnternet Radio