La Página principal    » El ARTE    » Las bibliotecas antiguas de Azerbaiyán   

Las bibliotecas antiguas de Azerbaiyán

  


align=
Aunque el período de desarrollo del arte de libro en Azerbaiyán se refiere al siglo Xi, de hecho su historia va a los tiempos más antiguos. Las primeras bibliotecas en la región donde vivimos aparecieron en la data muy lejana – en los períodos cuando las estructuras estatales fueron establecidas. Como es sabido de la historia, en el siglo V en Albania de Cáucaso se había compuesto el alfabeto albano de 52 letras. Así unos libros fueron traducidos a la lengua albana, en las iglesias y escuelas fueron organizadas bibliotecas pequeñas. Después de la difusión de Islam en Azerbaiyán en las mezquitas y madrazas aparecieron bibliotecas y comenzó a extender ampliamente la cultura de libro. 
Pero ese desarrollo entró en la etapa de viraje, en el sentido directo, en el siglo XI. A partir de ese período comenzó a aumentar el número de las bibliotecas para la conservación de las obras prestigias. 

Primeras bibliotecas personales
Biblioteca de Bahmanyar
La creación de las bibliotecas ricas en Azerbaiyán ha sido vinculada con las personas eminentes. 
Una de esas personas era Abulhasan Bahmanyar, el estudiante de Avicena, el filósofo (993-1066). Una de las bibliotecas muy buenas de Bahmanyar en el siglo XI era su biblioteca personal. Esa biblioteca era rica con los libros preciosos y Bahmanyar había convertido esa biblioteca en el centro de intercambio de las opiniones de los científicos. En la biblioteca el lugar principal se ocupaba principalmente por sus obras. El famoso “Libro de educación” de Bahmanyar había ganado la gran fama no sólo en Azerbaiyán, sino en el mundo. Se había traducido a las lenguas árabe y persa. Uno de los ejemplares de la obra en persa copiado en los años posteriores se guarda en el Instituto de Orientalismo de Uzbekistán nombrado Al-Biruni, el otro en la biblioteca del Parlamento de Consejo Nacional en Irán. Los ejemplares manuscritos de la obra en árabe están guardándose en las bibliotecas del mundo (Beirut, Estambul, Cairo, Londres, Vaticano). 
La mayoría de los autores de los siglo XII-XIII han mencionado el nombre de Bahmanyar como el creador incomparable, patriota de ciencia y el científico quien había influido fuertemente a muchos escritores después de él mismo. 

Biblioteca de Jatib Tabrizi
Una de las personas quien ha tenido los servicios incomparables en el desarrollo del libro de Azerbaiyán era Jatib Tabrizi (1030-1109). J. Tabrizi tenía la biblioteca personal rica. Él estudiando el libro del científico Abu Mansur Mohamed Al-Azhari (895-980) llamado “Depuración de la lengua” tomó ese libro y fue a Bagdad al filósofo árabe llamado Abul-Ula Muerrin (973-1057) para aclarar las cuestiones difíciles en el libro y hasta la muerte vivió en Bagdad y fue enterrado allí. J. Tabrizi quien era conocido el primer teorista de literatura de Azerbaiyán había llevado unos libros de su biblioteca personal a A. Muerrin como regalo. En su entierro se había organizada la exposición de sus 17 libros  y todas las obras. 

Biblioteca de Nasraddín Tusi y “Seidana”
En la transmisión de los ejemplos de libros de Azerbaiyán y del mundo a las generaciones venideras el papel de Tusi (1201-1274) es incomparable. En las fuentes históricas se subraya que durante su encarcelamiento más de 20 años en la torre Alamug construida en el norte de la ciudad Gazvin él trabajó el jefe en la biblioteca organizada por Hasan Sabbah. Con la indicación de Hulagu Kan Tusi fue excarcelado en 1256. Cuando Hulagu Kan se enteró de que Tusi es de origen turco, lo designó el primer consejero. Después de esto, Tusi había recogido más de 400.000 libros de diferentes países mundiales en el observatorio construido en Maragheh con la orden de Hulagu Kan. La mayoría parte de esos libros se habían recogidos de Bagdad, Sham, Argel, Mosul y de otras ciudades. Aunque todas de 100 obras de Tusi  de la biblioteca construida en los años 1258-1261 llegaron a nuestro tiempo, pero desafortunadamente no ha quedado nada de los libros del observatorio Maragheh.

Biblioteca de Reshideddín y “Reshidiyé”
El nombre de F. Reshideddín (1247-1318) se subraya especialmente como un protector de los libros de Azerbaiyán y del mundo para los siglos XIII-XIV. Él trabajó de visor principal del estado Ilkanato y la gestión de la vida cultural del país, incluso del desarrollo de la educación y recursos de libro durante 4 soberanos se había encargado a Reshideddín. Él había organizado muchas bibliotecas en Tabriz, Gazaniyé y en otras ciudades. En la ciudad Reshidiyé nombrada con su nombre y situada en el nordeste de Tabriz actuaban 2 bibliotecas, al mismo tiempo una universidad y su biblioteca. En ambas bibliotecas que tenían más de 60 mil de libros, incluso en la biblioteca de la universidad “Reshidiyé” que se considera la primera universidad de Azerbaiyán, en la de mezquita y de casa de salud de la ciudad se habían recogido  los libros de Irán, India, Egipto, China, Grecia, Bizancio , etc. Entre ésos los libros de los autores de Azerbaiyán también ocupaban el lugar principal. Las bibliotecas organizadas por Reshideddín se consideraba el segundo hogar grande de ciencia del país después de la de Tusi. Para guardar el recurso de libro Reshideddín hacía copiar más de una vez los libros muy importantes y los enviaba a otras bibliotecas del país para que no perdiera el recurso de libro del pueblo durante los desastres naturales. 

El desarrollo posterior de las bibliotecas 
Después de la Edad Media cuando ya había desarrollado el arte de libro, en Azerbaiyán ya existían bibliotecas palaciegas, religiosas, científicas especiales y personales. Entre las bibliotecas palaciegas hay que subrayar la biblioteca del Palacio de Shirvanshahs (el siglo XII), las bibliotecas de Tabriz (el sigloXIII), las bibliotecas palaciegas de los Estados Ak Koyunu, Kara Koyunlu y Safávida (los siglos XIV-XVI). Entre las bibliotecas palaciegas la biblioteca de palacio de Tabriz organizada por Ismail I ocupaba un lugar importante. En 1522 el Shah Ismail I firmo el decreto sobre el asunto de biblioteca. Entre las bibliotecas religiosas de ese período la biblioteca del observatorio Jeque Safi, entre las bibliotecas científicas la del observatorio Maragheh (el siglo XIII) que tenía más de 400000 libros en su fondo ocupaba un lugar importante. A partir de los años 40 del siglo XIX en Azerbaiyán aparecieron las bibliotecas nuevas nacionales públicas, incluso las bibliotecas personales de unas personas eminentes. En los años 1905-1907 los intelectuales que se esforzaban por el desarrollo de la cultura nacional de Azerbaiyán organizaban organizaciones benéficas, intentaban de difundir la edición de libro, abrían bibliotecas y salas de lectura.
Durante la República Democrática de Azerbaiyán (1918-1920) se creyó la biblioteca de la Universidad Estatal de Bakú y la nombrado M.A.Sabir. En 1920 en Azerbaiyán había 965 bibliotecas de escuela. En Bakú y en las regiones vecinas existían 50, en las regiones y aldeas más de 100 bibliotecas. Por los hechos oficiales, actualmente nuestro país tiene más de 12 mil de bibliotecas. 
Para más información de las bibliotecas elige este enlace http://www.azerbaijans.com/content_161_az.html.




Oxunub: 64942



Azərbaycan Televiziyaları
İnternet Radio